sábado, 14 de mayo de 2011

hoy por mí

Esta noche mis lágrimas no se las dedico a otros.
Esta noche lloro por mí...porque también tengo derecho, ¿no?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Amalia: uno también puede y debe llorar por sí mismo, es una manera de conocerse. Y a veces no ver a los demás y ver el interior que tenemos también merece la pena.
De todas formas, llorar por lo que no se puede tener, recuperar, por lo que no es tuyo... debe ocupar poco tiempo para que así poder coger fuerzas para seguir, para seguir el camino que uno decide o que otros te permiten decidir o incluso que deciden por ti.

Fuerza amiga... y cuando dejes de llorar por ti, te acuerdas de tus amigos...¡¡¡También estamos aquí!!!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
amalia pérez otero dijo...

GRACIAS CHICOS!!!